Archivo de la etiqueta: Recogido alto

Año nuevo, moño nuevo.

Estándar
Año nuevo, moño nuevo.

Hola hermosuras!! Como buena cubana, reconozco que, siempre me ha resultado gracioso los nombres -made in cuba- que les ponemos a todo, ya sea a un baile, a la ropa, a una comida incluso hasta un peinado, nunca le llamamos por su nombre real o científico, tenemos que darle siempre una vuelta de palabras, para distinguirlo mejor. Fue en 1995-1998, donde aprendí a llamar por su nombre “inventao” a los peinados recogidos, a continuación os cuento.

¿Por donde andaban mis cabellos en 1995-1998?

En Güira de Melena, un municipio de la provincia Artemisa (hasta finales de 2010 perteneció a la provincia de La Habana), vamos en el mismísimo campo. Allí estudiaba en un Pre-Universitario llamado Guyana, que, para las que no sepan, era una escuela donde estábamos internas y salíamos un fin de semana cada 15 días a nuestras casas. Aquí aprendí a convivir con cientos de personas diferentes, me pasaron muchas cosas buenas, otras  malas (de las que me causan risa en estos momentos) pero lo mas importante, es que fue una gran experiencia que me hizo cambiar en todos los sentidos y enfrentarme a la vida y a los problemas con una sonrisa.
Cuando llegué a este centro, con apenas 14 años, tenía como herramientas de peinado (peine, cepillo de cerdas finas, un aceitito poderoso preparado por mi madre, muchas diademas y gomas para recogerme el cabello). La verdad que siempre me hacía el mismo peinado, el básico de toda la vida, una coleta y  diadema para adornar. Pero en muy poco tiempo, y con lo “guarosa que soy”=que me cojo muchas confianzas,vaya, entablé amistad rápidamente con todas las compañeras y acabamos peinándonos unas a otras con el mismo cepillo, sinó pregúnteles a Ayme, ya ni se traía el peine de casa, era comunitario,jejeje, así se reía mi madre y la suya cuando llegábamos con piojos a casa. En muy poco tiempo aprendí a hacer peinados recogidos como El abanico, El Pan, Micrófono, Trenza China, entre otros. Y el que os traigo hoy también lo hacíamos allí, pero por lo versátil que podía resultar, le llamábamos de diferentes maneras, entre ellas María Caracole.
No me enrollo mas, y vamos a empezar ya a hacernos nuestro recogido, os parece??:
Así tenía mis cabellos, me había lavado la cabeza y como estaba un poco agripada, no tenía ganas de hacerme twist o alguna otra cosa, simplemente me hice una trenza baja, para que mis cabellos no se enredaran, un poco de secador y a la cama, al día siguiente amanecí así. Puse un poco de maquillaje para que desaparecieran mis ojeras, y de cabeza al cuarto de baño a inventar con mi melena. Lee el resto de esta entrada
Anuncios